sábado, 21 de julio de 2007

Mis momentos



No siempre una se siente con ganas de comunicar, hay momentos en la vida en los que apetece hacer un paréntesis y tener tiempo para reflexionar y charlar con gentes de todo tipo y condición, unidos por un interés común. Peregrinar.

Así mismo me encuentro yo ahora que me apetece abordar esta singladura sin más compañía que mi mochila, mis zapatillas y un libro de Aaron T. Beck. Eso sí, llevaré mi móvil y quien quiera podrá enviar un mensaje de ánimo o una llamadita...
Ane Cortina, Peregrina... sigue la flecha y me encontrarás.

2 comentarios:

psicoalumnos dijo...

Cuando escribí esta entrada sólo tenía referencias de lo que era "El Camino", pero ahora, tras una semana caminando hacia Santiago, y hacia "dentro", me siento muy afortunada de haber podido vivir la experiencia de ser Peregrina.

He tenido que soportar como muchos de los peregrinos el dolor de los pies o de las piernas, el calor, insoportable en ocasiones y vencer la tentación de coger un autobus en el último tramo, para continuar con la gente con la que tan a gusto me encontraba.

Quedarme en el pueblo en el que era capaz de caminar por mis propios medios siempre ha tenido recompensa. O incluso "tirar" hasta el siguiente pueblo, cuando mi aspiración de ese día era un poco pobre y con un poco de sacrificio conseguía llegar a un albergue maravilloso, donde pude vivir experiencias que no se compran con dinero.

He caminado desde Pamplona hasta Sto. Domingo de la calzada. He encontrado gente maravillosa, me he reído como hacía tiempo que no lo hacía, me he emocionado con cosas sencillas, me he soltado por primera vez en mi vida a conversar (durante horas!!!) en inglés, y sobre todo, he caminado hacia dentro, y he aprendido a valorar la grandeza de lo que tenemos en nuestras vidas diarias, que en muchas ocasiones nos "aprieta" más que una bota con el pie hinchado en verano. En pocas palabras:
-He cambiado el "chip"

Os animo pues, a quienes leáis estas palabras, a caminar y aun mejor en solitario, (nunca estás sólo en El Camino), sin prisas, llevando lo fundamental en la mochila, de ese modo, se aprende mucho mejor el verdadero valor de lo "fundamental".

Quiero por último agradecer a todos mis amigos que me habéis hecho enamorarme del Camino vuestro entusiasmo al hablar de vuestras experiencias.

psicoasignaturas dijo...

Me alegra que hayas sido tan afortunada!! Yo tb me interesaba lo del camino pero ultimamente una compañera estuvo este verano me dijo ni fu ni fa, y 2 amiguetes se fueron en bici !y se las espolicaron!
Y otras cosas como la jeta de muchos hosteleros, precios abusivos y millones de giris coñazo etc etc me han hecho desistir